No nos cansamos de repetir que la Navidad es una época para ir al cine en familia, una época en la que las grandes productoras estrenan sus mejores películas para llevar a los niños al cine. A muchos de ellos se les quedarán grabados esos recuerdos pero, nosotros nos preguntamos, podemos conseguir unos recuerdos más originales.

Todos conocemos a Pinocho, sus aventuras y su afán por convertirse en un niño de verdad. El personaje nació en papel y se hizo mundialmente famoso con la película de Disney en 1940. No hay un niño que no haya disfrutado de sus peripecias y el cuento todavía puede evolucionar más, dar el salto a la realidad a través del teatro.

Desde Haz Tu Plan te proponemos la obra ‘Pinocho se despierta’ producida por la compañía Sueños de azúcar. Un viaje en el que la marioneta se dispone a descansar cuando, tras quedarse dormido, es acompañado por tres hadas, Sugar, Candy y Bitter Sweet hasta el final más esperado de una marioneta de madera.

La obra de teatro está repleta de personajes, canciones y aventuras para disfrutar en familia. Una manera original de pasar una hora y media de diversión con una obra cercana y entretenida.

Sueños de azúcar nos invita a derretir el frío del invierno con una interpretación dulce y amena que a los más pequeños les haga recordar su primera obra de teatro con tanto cariño como la película de Disney.

Música, bailes, canciones, una forma de lo más divertida de estimular a los más pequeños a través del teatro. Como su propio cartel indica: Vive la Navidad en Gran Vía con la magia de las hadas…

|‘Pinocho se despierta’

Dónde: Teatro Arlequín Gran Vía, Calle San Bernardo, 5, Madrid (Metro: Santo Domingo)

Horario: Desde el 28 de diciembre hasta el 28 de febrero a las 12:00 y las 16:00 dependiendo de la función.

Precio: 12 € (Entradas)|

Imagen: suenosdeazucar.es

https://www.youtube.com/watch?v=Eo1lPscHSYA#t=16

Sobre El Autor

Álvaro Gómez del Pulgar

Tª de la espiral del silencio de Noelle-Neumann: Sólo aquél capaz de hacer frente al aislamiento podrá emitir una opinión libre. Y yo puedo.. Becario de la vida

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.