Estamos acostumbrados a un nuevo tipo de bares; de diseño, modernos, de los que encuentras por internet y te entran por los ojos. Sus páginas web son memorables, con fotos dignas de un concurso y cartas estilosas repletas de platos de los que jamás oíste hablar. Pero hay otro tipo de bar, el de boca a boca, anclado en el pasado, donde para muchos, todo era mejor; el denominado bar de barrio.

Desde Haz Tu Plan te proponemos descubrir 3 bares a los que nunca irías si no te lo cuentan. Porque encontrarlos no es cuestión de buscar en su página web, porque no tienen, sino que su localización, su exquisito trato y su mejor comida, siempre te lo recomendará un amigo. El bar de su barrio, familiar, y único. Aquí van:

Bodega de La Ardosa

En pleno distrito de Chamberí, en la calle Santa Engracia 70, resiste un bastión de las bodeguillas de toda la vida. Un museo vivo del cañeo donde no te puedes perder sus patatas bravas y sus exquisitos zarajos. El trato es de tú a tú, de amigo, y el protagonista es el vermú de grifo como los de antaño. Si eres de Madrid o si estás haciendo turismo, no puede haber un lugar mejor para degustar el aroma más castizo. Es importante no confundirla con la otra bodega de La Ardosa de Malasaña porque aquí se viene a por la caña o el vermú, el pincho o la latita de conservas, no a por la tortilla de patatas.

Dónde: Calle Santa Engracia, 70. Madrid. (Metro: Iglesia)

Horario: De martes a domingo por la tarde. De 10:00 a cierre.

Precio medio: 10 euros |

Imagen: pinterest.com

Casa Enriqueta Madrid

Si hay un lugar en Madrid más castizo que el chotis, ése es Casa Enriqueta. El punto de encuentro obligado para todos los amantes de la casquería. No hay unos entresijos, unas gallinejas o unos zarajos mejores en la ciudad. Un lugar familiar y genuino, que rebosa cariño y felicidad. Situado en la calle General Ricardos 19, disfrutar de una comida en su terracita no tiene precio. Al lado del lugar donde los madrileños celebran la fiesta de su patrón, todo aquel que visite Madrid puede encontrar en su cocina el menú genuino para descubrir lo que es disfrutar de la ciudad. Y después de comer, un paseo por la rivera del Manzanares, no hay un plan mejor.

| Dónde: Calle General Ricardos, 19. Madrid. (Metro: Marqués de Vadillo)

Horario: De 13:00 h a cierre

Precio medio: 12 euros |

Imagen: woohohostalmadrid.com

Casa Paco Altamirano

Dicen que cuando un bar está lleno es sinónimo de buen lugar. Pues en la calle Altamirano 38 conocemos uno en el que siempre hay cola para degustar sus croquetas y sus tortillas: Casa Paco. La carta es tan variada que parece imposible que los camareros sean capaces de recordarla. Tortilla con lacón y queso de tetilla, de sobrasada con queso, de morcilla con queso, de ibérico con foie, de gulas con pimiento de piquillo…, y esto es sólo una muestra. Las croquetas son sus primas porque las hay de chistorra, de costillas barbacoa, de bacalao, de picadillo de boletus… otro lugar obligado para los amantes de lo castizo, lo familiar y lo de toda la vida. No encontrarás un bar mejor para llevarte el recuerdo de una comida ideal.

Dónde: Calle Altamirano, 38. Madrid. (Metro: Argüelles)

Horario: De lunes a sábado, horario de bar

Precio medio: 10 euros |

Imagen: tripadvisor.es

Imagen Principal: flickr.com

 

Sobre El Autor

Álvaro Gómez del Pulgar

Tª de la espiral del silencio de Noelle-Neumann: Sólo aquél capaz de hacer frente al aislamiento podrá emitir una opinión libre. Y yo puedo.. Becario de la vida

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.